Posted by : Club SinRebote 13 oct 2021

imagen de portada para la entrada Corriendo en un espacio seguro en mi Blog sobre vivir la aventura de manifestar salud y vitalidad jugando deliberadamente con tu energĂ­a. Comiendo sano y equilibrado en nutrientes y ejercitando alegremente el cuerpo.

<< Viene de aquĂ­. Piernas y Pies de Gigantes Corriendo.


Esta es otra interesante anĂ©cdota sobre la experiencia de correr que podrĂ­a ser continuaciĂłn de las entradas “Siempre conseguirĂĄs mĂĄs pulsando tus pines internos”, y se relaciona estrechamente con el desafĂ­o de abundancia de los posts “CĂ­tate con la Abundancia y cĂĄsate con ella


SegĂș la entrada que precede a esta “Corriendo con Pies de Gigantes” fue el 11 de agosto la Ășltima vez que corrĂ­, pues se me reactivĂł una antigua dolencia en la rodilla derecha y a diferencia de las veces anteriores que se curĂł dĂĄndole caña, en esta ocasiĂłn querĂ­a ir por la vĂ­a diplomĂĄtica.


Aunque si hubo una tarde entre agosto y octubre que salĂ­ a correr pese a la molestia en la rodilla y di cinco vueltas a mi pista de tierra pero corrĂ­ con miedo. Fue la Ășnica vez que violĂ© el acuerdo.


Acomódate que aquí comienza la parte provechosa de la anécdota.


imagen decorativa para la entrada Corriendo en un Espacio Seguro en mi Blog sobre vivir la aventura de manifestar salud y vitalidad jugando deliberadamente con tu energĂ­a. Comiendo sano y equilibrado en nutrientes y ejercitando alegremente el cuerpo.

12/10/2021. Como en ocasiones anteriores como preludio estaba usando el Método de la Bifurcación (tomado de las enseñanzas de Abraham-Hikcs), es decir escribía sobre varios temas para y utilizaba mi Sistema de Guía Emocional para soltar resistencias y ponerme al día con la vibración de mi Ser Interior.


Eran la 6 de la tarde cuando pensé en salir a correr, la rodilla había experimentado notables mejoras a lo largo de septiembre y estaría bien ponerlas a prueba.


Me desplacĂ© hasta la pista circular, con el Ășnico plan de ver lo que se presentara y fue allĂ­ mientras calentaba, que decidĂ­ correr un kilĂłmetro (cinco vueltas a la Pista Circular) a modo de calentamiento y luego irme a la Zona Cemento para practicar otros ejercicios de piernas como cuclillas, saltos y patadas.


Empecé la primera vuelta y la rodilla izquierda se portaba bastante bien, por lo demås sentía el esfuerzo habitual de tirar de las piernas para que corran, cierta tensión en ambas rodillas, los tobillos, las caderas y algo de ardor en ambos muslos.


Como he estado trabajando en las entradas de “CĂ­tate con la Abundancia y CĂĄsate con Ella”, se me ocurriĂł aplicar la enseñanza de Marisa Peer, decirle a tu mente lo que quieres.


Y empecĂ© a repetir una y otra vez dentro de mĂ­: “me encanta correr”, “a mi mente le encanta correr”, “llevo un ritmo cĂłmodo”, “este paso que llevo es el paso perfecto, no hay necesidad de que sea mĂĄs rĂĄpido”.


Cuando empecé la segunda vuelta sentí que desde un punto sobre mí y ligeramente adelantado surgía un cono de SENTIMIENTO de seguridad dentro del cual yo corría.


¿Has visto esos artistas que cantan en un escenario oscuro y un punto de luz desde el techo les ilumina describiendo un cono a su alrededor?


Pues exactamente lo mismo, solo que el cono del que te hablo no era de luz, habĂ­a bastante Sol todavĂ­a como para poder ver otra luz.


Era un cono de “sentimiento de seguridad” y dentro de ese cono que se movĂ­a conmigo ambas rodillas se comportaban muy pero que muy bien y podĂ­a correr sin miedo alguno o tomando precauciones para no lastimarme.


Tuve ese cono conmigo las cinco vueltas y aproveche para añadir otras afirmaciones sobre los tobillos, los mulos, las caderas. Esas zonas también mejoraron, pero lo que primaba era el sentimiento de correr dentro de un espacio seguro para ambas rodillas.


De esa experiencia reafirmé algo que vengo descifrando hace tiempo. Este es un mundo mental y parte de esa Mente Cree Ser el cuerpo, por lo que cada parte del cuerpo no es mås que un mogollón de creencias habitando dentro de un ambiente hecho de mogollón de creencias también.


Y lo mĂĄs alarmante es que muchas de esas creencias estĂĄn vinculadas a miedos subconscientes.


Así que aquella tarde que violé mi acuerdo el miedo que sentí y el cuidado que puse al correr no era por la rodilla en sí misma, sino la creencia que finge ser la rodilla, delatando su componente temerosa.


El cuerpo parece ser muy real, pero lo cierto es que “estamos pensando el cuerpo”, asĂ­ como cada parte de este.


Reflexiona sobre ello para que no te cases con limitaciones fĂ­sicas relacionadas con tu cuerpo, porque esas limitaciones solo estĂĄn en tu mente y tĂș tienes Poder para diluirlas.


Piernas que Piensan por sĂ­ Mismas. ContinĂșa aquĂ­ >>


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Club SinRebote - Blogger Templates - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -